Ofréceles lo que buscan: Información de CALIDAD y que sea GRATUITA



Ofrecer contenidos de Calidad traerá a tu sito web muchos visitantes frecuentes y su vez, éstos recomendarán tu página a otros más.

De esta manera te empezarán a identificar, te volverás confiable y tus visitantes estarán abiertos a escucharte cuando les hagas una discreta y honesta sugerencia entre un producto y otro.

Te frecuentarán porque les has sembrado la semilla de la confianza la cual crecerá con cada visita hasta que lleguen a pensar en comprar en tu tienda virtual.

Lo harán porque habrás sabido ganarte su confianza. Ya no eres un extraño para ellos, sino “aquel amable señor del bazar que tanto les ayudó”.

Informar no vender, es la premisa que no debes olvidar. Tu sitio no debe ser una tienda virtual, sino un portal de información de calidad. Si en algún lugar de ese gran centro de información en el que se ha convertido tu sitio web quieres poner una tiendita de “Joyería” en la que vendas algunos de tus productos, no hay problema, sólo recuerda que tu prioridad es informar, no vender. De esta manera conseguirás la confianza de tus visitantes y te diferenciarás de la competencia.

Sobra decir que la información que des a tus clientes debe generarles beneficios. No proporciones datos inútiles y aburridos.

Retomemos el ejemplo de la joyería. A tus clientas no les interesará si tu joyería ha tenido una larga tradición de servicio al cliente, si tus productos son de la más alta calidad o si tu tienda virtual ha crecido 30% el último año.

Tus clientas estarán más intensadas en saber cómo deben combinar el color de sus pendientes y colgantes con su ropa, cómo deben maquillarse y cómo peinarse si usan gargantillas o collares largos. Querrán saber cuidar sus joyas y anillos de plata para mantenerlos limpios y resplandecientes.

Belleza

Así que la información que proporciones deberá estar enfocada primero en los beneficios que obtendrán, para luego ligarlos sutilmente a tus productos, los cuales favorecerán por ejemplo su belleza y vanidad que es lo que realmente les interesa.

Comprarán joyería para satisfacer su deseo de sentirse o verse más guapas y no por el nombre de tu tienda o por que tengas las mejores ofertas o productos. Las personas compran resultados, si te duele la cabeza no compras una aspirina por que la farmacéutica que la elaboró es la mejor compañía con los mejores productos, lo que compras es la eliminación del dolor de cabeza y es lo único que te interesa. A tus visitantes no les interesa tu empresa ni tus productos sino lo que tú puedes hacer por ellos.

Tu website debe estar repleto de consejos gratuitos, así podrás convencer a tus clientes para que se suscriban a un boletín gratuito que generarás con el fin de ofrecerles información de calidad.

Un boletín debe ser conciso y de interés, la información que proporciones será la clave para cautivar cada día a más clientes.

Si después de cuatro o cinco boletines gratuitos introduces alguna sugerencia sobre la joya que las hará ver más radiantes ¿será más fácil que compren algo? La calidad y utilidad de la información de los boletines atraerán a tu website cientos o miles de visitantes cada día, así te será más sencillo convertir estas visitas en dinero.

Lo mejor de todo esto es que una vez que tu sitio tenga un tráfico considerable, habrá muchas empresas y otros websites interesados en comprarte espacios para promocionar sus productos. Además los buscadores te indexarán sin que tu tengas que darte de alta, lo cual tiene más valor para los motores de búsqueda.

Es decir, no necesitarás una tienda virtual, ni siquiera un producto propio porque cobrarás por la publicidad y lo que es mejor, por referir clientes hacia otras páginas que ofrezcan productos y servicios relacionados.

Si tus referidos compran, los propietarios de estas websites te pagarán una comisión. Esto se llama programa de afiliado.

Los programas de afiliados tienen una gran ventaja: no tendrás que lidiar con pedidos, almacenaje y clientes. Tú podrás dedicarte a algo más divertido: crear buenos contenidos para que tu website crezca día con día.

No tendrás más gasto y todo lo que te paguen será puro beneficio.

Todo esto dependerá de tus circunstancias. Tal vez tengas una tienda física fuera de Internet y lo que quieres es vender tus propios productos. No hay problema, no olvides que el contenido básico de tu sitio debe ser la información de calidad.

Incluso puedes combinar ambas posibilidades. Vivir de la publicidad y de las comisiones de afiliado y, al mismo tiempo, vender algunos productos propios. Por ejemplo puedes tener integrada una mini-tienda en tu website donde vendas tu último libro electrónico, un software o tu mejor producto.

En Internet se venden mejor los productos intangibles: software, e-books, contenidos digitales, etc., porque el cliente lo puede descargar de inmediato, sin esperar ni gastar en el envío.

¿Sorprendido? Tu visión de Internet se ha ampliado, empiezas a conocer los beneficios económicos de esta herramienta global.

Como emprendedor, sé que quieres saber más sobre los negocios online, que estás ávido por aprender más conceptos y ansioso por conocer el tema del siguiente capítulo.

En éste te explicaré cómo implementar tu negocio en Internet.

Ir a Artículos de Interés