Cómo generar confianza con tu negocio online



Otro aspecto fundamental que debes de tomar en cuenta es que será necesario generar confianza en tus clientes.

La mayoría de los usuarios y consumidores de Internet tienen miedo a ser estafados. ¿Quién les asegura que tu tienda no es un fraude? Como emprendedor y consumidor sabes que los sitios web de marcas ya establecidas son los que dan confianza a los consumidores, son marcas que ya hicieron su labor publicitaria para ser reconocidas. La gente no tiene miedo de gastar su dinero en Amazon, Palacio de Hierro, Sanborns, Apple o Sony.

Si tu marca es “Joyería López” lo más probable es que nadie te reconozca y por si fuera poco tendrás demasiados competidores. En el caso de que una minoría de internautas deseen adquirir joyería y por alguna razón lleguen a tu sitio, no será sencillo que se atrevan a comprar porque seguro les generarás desconfianza, no eres una marca reconocida como Nike y si utilizaras los medios publicitarios tradicionales como la TV para comenzar a generar reconocimiento de marca, te costaría unos cuantos millones aparecer algunos segundos y tu anuncio tendría que verse constantemente por un tiempo razonable.

Estudios han demostrado que no es frecuente que una persona compre un producto a un vendedor que no conoce. Se requieren al menos de cinco contactos significativos para cerrar una venta por Internet.

Tus probabilidades de que un visitante se convierta en tu cliente potencial son muy bajas, sabes por qué, porque el visitante no está recibiendo lo que quiere.

¿Y qué quiere un usuario de Internet?

Es común que los empresarios de las tiendas virtuales, cegados por su ambición de ganar dinero y su ignorancia en el tema del marketing por Internet, piensen que quienes navegan en Internet lo hacen para ir de compras, sin embargo están equivocados, los internautas buscan información y además que sea GRATIS.

Los usuarios que buscan información en Internet son acosados por vendedores inexpertos que, con cartas de venta agresivas y llenas de tecnicismos, pretenden venderles todo tipo de productos que al internauta no le interesan ni necesita en el momento, su prioridad es otra, lo que busca es información específica para satisfacer un deseo o para resolver un problema.

Imagina que estás de vacaciones en un país lejano y te has perdido. Entras a un bazar para que alguien te ayude a encontrar la dirección de tu hotel y en cambio te ves rodeado por vendedores que quieren que compres su mercancía. Bazzar

La mayoría intenta convencerte para que les compres, te hacen ofertas que consideran irresistibles y no entienden como puedes no interesarte en lo que te ofrecen, pero hay alguien que es diferente, te observa y nota tu preocupación, se da cuenta de que no estás allí para comprar. Te tranquiliza, te regala un pequeño plano de la ciudad y te marca la ruta que tienes que seguir para llegar a tu hotel. Es amable y te da su tarjeta, te comenta que no dudes en llamarle si necesitas cualquier cosa y ¡hasta te invita a una taza de su mejor té!. En ningún momento intenta venderte algo.

Cuando acaban tus vacaciones, quieres llevarte algunos recuerdos y regalos para tus amigos, entonces recordarás al señor que te ayudó, aquel de la tarjeta, el del té, y no dudarás en ir a comprar a su tienda. ¿Por qué? Porque el amable señor que te ayudó a resolver tu problema no sólo no trató de venderte, sino que hizo algo más importante: SE GANÓ TU CONFIANZA.

Internet es un lugar frío en el que no puedes interactuar con el visitante como lo permite un negocio tradicional, en este último puedes ver la actitud del cliente, puedes ver como reacciona cuando le haces una oferta, puedes preguntarle, negociar con él y darle específicamente lo que busca generando confianza rápidamente.

En Internet más que en cualquier otro lugar, primero debes ganarte la confianza de tus clientes potenciales antes de hacer cualquier oferta.

Ofrece Información de Calidad y Gratis