MITOS QUE SE CONTRAPONEN A LA ACTITUD EMPRENDEDORA



Algunos mitos del emprendimiento.

Hemos repasado los puntos más importantes que al aplicarlos te caracterizarán como un emprendedor ejemplar. No quiero dejar el tema sin que tomes en cuenta algunos mitos que se contraponen al desarrollo de un nuevo emprendimiento.

No tengo ninguna idea de negocio

No es excusa el que la persona no tenga alguna idea de negocio ya que sí es posible lograr tener grandes ideas, todas las innovaciones han sido producto del pensamiento humano. Por lo tanto tus pensamientos, al igual que los de las demás personas tienen un enorme valor potencial para ti y para el mundo. Utilizar y desarrollar actitudes creativas es la clave para generar nuevas ideas.

Para emprender es preciso tener estudios universitarios

Los estudios universitarios no son una limitante a la hora de emprender pero la falta del espíritu emprendedor si lo es.

Según el estudio de Características emprendedoras realizado por la Universidad de Navarra a estudiantes de las carreras relacionadas con la economía, administración y dirección de empresas y ciencias empresariales, éstos valoran los conocimientos aprendidos para crear su propio negocio aún sin tener el perfil emprendedor.

Por otro lado, los estudiantes de ingeniería con mayor tendencia a asumir riesgos, creatividad, capacidad de iniciativa y autoconfianza (habilidades para hacer empresa), se muestran más interesados en trabajar como empleados asalariados. Tener el conocimiento en materia empresarial y las habilidades para emprender sería lo ideal pero rara vez es así.

En mi entorno familiar nadie tiene negocio propio

El mismo estudio también arrojó que la influencia familiar, puede llegar a condicionar las actitudes de los y las estudiantes hacia el autoempleo:

Las personas cuyos padres tienen negocio propio valoran más la figura de la persona emprendedora y menos la alternativa del empleo por contrato.

Los empresarios no tienen preparación

Todos sabemos que quien tiene más información tiene mayores opciones, sin embargo hay quien tiene un alto nivel de conocimiento académico y apenas sobrevive económicamente, hay empleados corporativos que su mayor éxito en la vida será una pensión y aunque jamás tendrán la libertad financiera de un empresario están convencidos de que el emprendedor inicia una empresa por que no consigue un buen empleo o por que es un fracasado. Esta forma de pensar es muy peligrosa en la era de la información por que corresponde a la ya obsoleta era industrial. Ser empresario es una profesión como cualquier otra y demanda una preparación formal para poder responder de manera profesional a las demandas de un mercado cada vez más exigente, sabemos que no cualquiera puede ser empresario por que son pocos los que están dispuestos a hacer lo que se tenga que hacer para tener éxito en la vida.

Las mujeres no deben emprender

La visión sexista de la creación de empresas desaparece rápidamente de los mitos. De acuerdo con el informe de referencia, las mujeres universitarias tienen en conjunto más aptitudes emprendedoras que los hombres (valoración de la empresa, trabajo en equipo, diligencia, capacidad de planificación) lo que les falta es mayor confianza en sí mismas, disposición para asumir riesgos y mayor curiosidad científica.

Los empresarios emprenden sin analizar

Ningún empresario iniciará un negocio sin hacer una evaluación del proyecto, la velocidad de la decisión dependerá de la experiencia que tenga para hacer el análisis de los datos, si el proyecto es pequeño el análisis será tan rápido que podría dar la impresión de que el empresario no lo ha pensado bien.

La empresa hace al empresario

Uno de los mitos populares es que hay un prototipo de empresario el cual es definido por lo que lo rodea, si la empresa es pequeña califican al emprendedor de aventurado. Es evidente que el emprendedor no depende de los modelos, ni del dinero que tenga, ni de las empresas que posea, lo que lo convierte en empresario es su visión empresarial, su espíritu emprendedor, su capacidad de decisión y acción.

Necesitas dinero para ser empresario

Como emprendedor has de saber que este mito es solo un pretexto para justificar la mediocridad. Lo triste es que este es uno de los mitos más utilizado y aceptado por la mayoría de la población. Es obvio que el problema no es la falta de dinero, hay empresas con inversiones multimillonarias que fracasan mientras que personas sin recursos han sido capaces de construir imperios multimillonarios. Es muy claro que el problema esta en la mentalidad mediocre y en la falta de las habilidades necesarias para triunfar.

La mayoría de los negocios fracasan

Otro de los mitos que funciona muy bien para no emprender; para que iniciar un negocio si va a fracasar, también podríamos decir “para que trabajar como empleado si te pueden despedir en cualquier momento”, curiosamente la mayoría habla de un empleo como algo “seguro” y aunque actualmente es lo más inseguro y no hay empleado con libertad financiera, sigue siendo la única opción para la gente que le tiene miedo tanto al fracaso como al éxito. Por alguna razón, uchas personas evitan reconocer que se aprende de los errores y que hay que equivocarse lo más rápido posible para poder avanzar en la vida a mayor velocidad. Si no te arriesgas ¿cómo vas a adquirir experiencia?, Si no fracasas, ¿cómo vas a triunfar?.

La crisis económica no permite emprender

Curiosamente las épocas de crisis son las mejores para el emprendimiento, solo es cuestión de encontrar la demanda que queda insatisfecha y cubrirla, la crisis es el peor momento para esconderse y esperar a que las condiciones mejoren, si esperas las condiciones ideales te advierto que nunca llegarán, siempre habrá complicaciones. Es precisamente en las crisis donde surgen las oportunidades para crecer como persona.

CONCLUSIONES

Quedarse atrapado en paradigmas obsoletos y mitos, garantiza el estancamiento, el retroceso y el fracaso.

Un mercado cada vez más complejo y competitivo demanda nuevas capacidades y aptitudes, además de las capacidades racionales, deberás cultivar tu capacidad creativa, tu intuición y tu inteligencia emocional. Recordar estas ideas a través de este primer capítulo, habrá avivado tus sensaciones de independencia y libertad. Te habrás reafirmado como una persona emprendedora. Y como tal querrás conocer ideas innovadoras y creativas.

Eres mi invitado(a) preferente para el siguiente capítulo. Te invito a conocer y aprender el método global más eficaz para una nueva empresa, el cual ya no forma parte de los mitos: un negocio en el mundo virtual de Internet.

Nos vemos en el siguiente capítulo.

Ir a Artículos de Interés