Negocio En Internet... ¿Tendrás lo necesario para hacerlo?



Antes de siquiera encender tu computadora para iniciar tu negocio en internet, la primera pregunta que debes responderte a ti mismo es si de verdad estás dispuesto a aprender, aplicar ese conocimiento activamente y trabajar diariamente en tu negocio.

La realidad es que construir un negocio en internet desde el hogar no es para todo mundo y menos para los que no tienen intención de trabajar e invertir tiempo y dinero en su propio negocio.

La mayoría de las personas están convencidas de que su destino es tener un jefe que les diga que hacer y que no hacer, incluso les gusta la rutina de trabajar toda su vida de 7am a 8pm por un salario promedio que sólo les servirá para vivir una vida promedio por algunos años.

Personalmente pienso que si no cuentas con varias fuentes de ingreso, deberías empezar a generarlas lo más pronto posible. De lo contrario tendrás graves problemas a corto, mediano y largo plazo.

Las personas que se conforman con la rutina de un empleo y un estilo de vida "promedio" normalmente tienen un miedo mortal de iniciar sus propios emprendimientos que ocaciona que vivan toda su vida siendo subordinados de alguien más. Ignoran que su tiempo es mucho más valioso que el dinero que ganan y les asusta la responsabilidad que implica emprender un negocio en internet y fuera de internet por falta de experiencia y conocimiento. Y como resultado inevitable sus vidas no pueden ser más que las vidas "promedio".

La mayoría actualmente se están preguntando si efectivamente existe alguna forma para escapar de la ya tan conocida y comentada "carrera de ratas", porque aún siguen pensando en los términos tradicionalistas de la era industrial por falta de conocimiento.

Es evidente que existen varias formas de escapar de la "carrera de ratas", las cuales podemos ver claramente en cualquier momento si prestamos suficienta atención a la revolución que ha estado silenciosamente generando la internet en todos los aspectos de la sociedad a nivel mundial.

En este momento tú puedes comprarte un boleto de lotería y sentarte a esperar y rezar ó puedes continuar con la esperanza de que un pariente rico tuyo se muera y te herede toda su fortuna... ó puedes sentarte con papel y lápiz a escribir tu proyecto de negocio y de vida en serio.

Todo puede suceder, cada día presenta nuevas opciones para todos por igual. ¡No hay imposibles!

De acuerdo con mi experiencia puedo decirte que nada sucede sin esfuerzo y constancia. Ningún negocio puede inicarse sin al menos invertir tiempo y dinero y es muy común que al principio tengas más tiempo que dinero. Y una vez que el negocio empieza a funcionar llegan retos aún más complicados que los que se tenían al principio. Es un proyecto difícil pero no imposible.

No todos son capaces de ser sus propios jefes, no todos tienen la disciplina para trabajar de acuerdo con la programación de su propia agenda. Si tú de verdad estás decidido a iniciar tu propio negocio en internet sin importar lo que pase, si estás

dispuesto a invertir el tiempo, el dinero y el esfuerzo necesarios para comenzar y crecer, puedes lograrlo, si no, ni lo intentes.

Para ser la próxima historia de éxito deberás poner manos a la obra, mantenerte enfocado y empezar a generar nuevas fuentes de ingresos en lugar de seguir pensando en hacerlo algún día, algún día nunca llegará porque siempre vivimos en el presente.

Lo único que puede evitar que tengas cada vez más fuentes de ingreso y libertad financiera con tu propio negocio en internet,¡eres tú mismo!.

Uno de los más grandes desafíos que enfrenta el emprendedor actual al intentar iniciar su propio negocio online desde su casa, es el manejo y organización de su tiempo.

Es mucho más difícil organizarse y disciplinarse para hacer el trabajo en una casa propia cuando se trabaja para uno mismo que en una oficina, cuando se trabaja para otro.

El primer cambio que enfrenta una persona acostumbrada a trabajar para otro, es que no hay un supervisor que te recuerde que debes terminar el reporte ó actividad porque si no lo haces puedes ser despedido.

En tu propio negocio en internet, tú eres tu propio jefe y mientras no haya consecuencias inmediatas por no terminar el trabajo (como no tener dinero para pagar los gastos fijos), es muy fácil perderse en actividades que no son productivas.

Así mismo, en tu casa tienes la libertad de hacer lo que quieras, nuevamente porque no hay nadie que te pida cuentas más que tú mismo.

Así que es de vital importancia que te asegures de completar esas tareas que te ayudarán a conseguir los resultados de manera eficiente y productiva.

El teléfono que suena, la familia hablándote, la televisión distrayéndote, la posibidad de tomar descansos cuando quieras y muchos más distractores, pueden influír fácilmente para que no obtengas los resultados esperados ó planeados.

También es muy fácil ser distraído por los emails que llegan en todo momento, navegar en internet sin sentido y otras actividades nada productivas que te hacen perder enfoque y posponer la tarea productiva que intentas realizar en ese momento.

Es importante dedicar tiempo a la organización y programación de las tareas porque requerirán de mucha disciplina y dedicación de tu parte.

Cuando no dependemos de un jefe ó supervisor, tenemos la libertad de escojer lo que haremos cuando estemos trabajando y no hay nadie a quien debamos rendir cuentas más que a nosotros mismos.

Es muy fácil distraerse, holganazanear y hacer cosas que nos parecen más divertidas y atractivas que trabajar en las actividades productivas de nuestro negocio, lo cual puede evitar la generación de los ingresos económicos que buscamos.

Si no estás dispuesto a tomar el control de tu vida, sigue como empleado y jamás intentes iniciar un negocio en internet porque seguramente fracasarás.

Regresar A Articulos

Regresar A Inicio